Sin categoría

Currently browsing: Sin categoría
  • Trabajo de fuerza y prevención de lesiones

    Cada estamos viendo más y más que el trabajo de fuerza está cogiendo más importancia para mejorar el rendimiento en deportistas ya sean profesionales o recreacionales. Pero, que hay de la fuerza como trabajo preventivo o incluso como tratamiento de lesiones?

    La realidad es que este tipo de trabajo esta dando muy buenos resultados para tratamiento de patologías musculo esqueléticas. Y esto no son solo resultados clínicos. Estudios recientes muestran una gran eficacia  por ejemplo en los tratamientos de TENDON (Konsgaard 2015)  o la mal denominada FASCITIS (Rathleff 2014)  en pacientes obesos (Villareal y col, 2017). También en pacientes con problemas  cardiacos (Munch y col, 2018) o incluso en pacientes con lumbalgia.

    Y algunos os preguntaréis:

    ¿Es fuerza trabajar con peso?    Si. Ya sea el tuyo propio o añadido de alguna manera

    ¿Eso me dañara articulaciones y las lumbares?  No si lo trabajas adecuadamente. Lo que si dañara tus articulaciones es un musculo sin fuerza que no puede aguantar el trabajo al cual se somete la articulación.

    Vamos a ver un poco más de que es la fuerza….

    ¿Que nos puede aportar el trabajo de fuerza?   Éste mejora el reclutamiento motor, la coordinación muscular y la eficiencia mecánica. Todo esto nos ayudará a tener un movimiento más eficiente haciendo así que las estructuras sufran menos.

    ¿Cómo debo trabajarla?   En el caso de la prevención y el tratamiento de lesiones de una manera controlada y progresiva y evitando movimientos explosivos con mucho peso.

    Concluir resaltando que en deportes de resistencia como la carrera, el ciclismo, el triatlón y la natación es muy importante este trabajo de fuerza. Durante muchos años se ha obviado, sobre todo a nivel del deportista no profesional. No introducir este trabajo por hacer más kms es un error. Debemos cambiar el concepto e introducir estas sesiones de fuerza que harán que disfrutemos más de nuestro deporte con menos lesiones y si cabe con mejor rendimiento (Beattie y col, 2016).

    Un saludo,

    Alberto

  • Lesiones en el corredor

    Llega septiembre y empieza la temporada fuerte de carreras populares en Gipuzkoa. Es hora de ponerse a tono y darle un poco de caña para llegar a punto a los objetivos marcados.Con el aumento de km y/o intensidad también vienen las temidas lesiones, las cuales pueden hacer que se frustren nuestros objetivos. Hoy vamos a hablar de los errores más comunes que nos inducen a lesionarnos.

    1.- LA CARGA DE ENTRENAMIENTO.

    Estudios recientes sugieren que un aumento de la carga de entrenamiento de más de un 10% con respecto a la semana anterior, aumenta el riesgo de lesiones.

    ¿Qué quiere decir esto? pongamos un ejemplo: Si yo estoy corriendo 30 km semanales y la semana siguiente meto 50 km tengo puntos para lesionarme.  Esto pasa también con la intensidad. Si estoy haciendo rodadas a 5min/km y la siguiente semana meto series a 3,45 min/Km pues tengo puntos para lesionarme

    ¿Por qué pasa esto?  El tejido musculoesquelético (músculos, tendones, ligamentos) sufre un estrés y un daño durante los entrenamientos. El cuerpo repara estos daños haciendo el tejido más fuerte para aguantar esas cargas. Si sometemos a los tejidos a un estrés al que no está acostumbrado, y no dejamos que el cuerpo se adapte progresivamente a esos nuevos cambios, el cuerpo “protestará” (dolor). En un principio, será una señal de aviso, pero si no hacemos caso se convertirá en una señal constante (crónico) debido a que el daño a nivel del tejido es mayor.

    En resumen, hay que dejar al cuerpo tiempo para que produzca las adaptaciones necesarias para el mismo asimile bien los entrenamientos.

    2.- EL DESCANSO

    Entrenamos como profesionales, pero ¿descansamos como profesionales? La respuesta es NO.  La vida del deportista popular no es solo deporte. Hay trabajo, familia, etc…  Esto hace que las recuperaciones no sean iguales. Es importante entender esto, ya que sin un buen descanso tenemos más posibilidades de lesionarnos.

    ¿Cuál es la mejor manera de recuperar? Dormir 8-9 horas, es lo mejor y lo principal. Después están otros tipos de descansos que nos ayudarán, como el descanso activo, el masaje de descarga, etc.

    3.- LA FUERZA

    Cada vez se está evidenciando más científicamente que el trabajo de fuerza bien planificado disminuye el riesgo de lesión en el corredor y aumenta el rendimiento en deportes de resistencia. Paradójicamente seguimos teniendo la creencia de que más Kms mejor y quizá haya que reducir kms y aumentar trabajo de fuerza. Este tipo de trabajo es recomendable realizarlo dos veces por semana. Personalmente, recomiendo realizarlo a velocidades bajas, en las cuales se trabaje el músculo con poca incidencia del tendón, que es el principal dolor de cabeza del corredor.

    Clinica REdi - TRabajo de fuerza

     

     

    4.- FACTORES BIOMECANICOS

    Todos somos diferentes y esto hace que corramos de manera diferente. La biomecánica de carrera es importante ya que no pueden indicar posibles alteraciones en el corredor que pueden estar causando el problema. Como ejemplos (se pueden dar bastantes más) podemos pensar en:

    * exceso o falta de pronaciónAnálisis biomecánico del corredor - Clínica Redi Fisioterapia y Podología

    * zancada demasiado larga

    * Cruce de piernas

    * Posición de tronco

     

      Análisis biomecánico del corredor – Clínica Redi

     

    5.- ALIMENTACION

    Es evidente que una dieta equilibrada y con repartos equitativos dependiendo de la actividad que realicemos hará que rindamos mejor y que nos lesionemos menos

    6.- LESIONES TIPICAS

    • Tendinotapias o mal llamadas tendinitis:  Problemas en el tendón debido a cargas altas y elevadas velocidades de manera continuada que hacen que el proceso de reparación del tendón no se pueda completar debilitando así al mismo.
    • Problemas musculares: Debido a, ya sea un exceso de intensidad o de kilómetros, un cambio de calzado (cambio demasiado brusco de drop por ejemplo) o debido a desequilibrios musculares.
    • Facturas por estrés: Demasiada carga en el hueso. Normalmente debido a un exceso de km y/o un factor biomecánico.
    • Fasciosis o fascitis: Mismo problema que con el tendón. La fascia plantar se comporta como un tendón durante la marcha y la carrera.

    En los siguientes posts veremos las singularidades de algunas de las lesiones más importantes. A la vez que veremos cómo podemos tratarlas y/o prevenirlas.

    A disfrutar de los kilómetros a gusto y sin lesionarse

    Un saludo

    Alberto rey

     

     

     

  • EPI o EPM (Electrolisis Percutánea musculoesquelética)

    Hoy vamos a hablar de una técnica cada vez más extendida: EPI o EPM (electrolisis percutánea)

    Debido a sus excelentes resultados sobre todo a nivel de tendón donde las características de la EPI o EPM reduce el dolor del paciente haciendo así que la vuelta a la actividad que se realizaba antes de lesión sea más rápida. Hay que tener claro que no hay atajos y el tendón debe realizar un proceso de adaptación de la carga pero, el hecho de disminuir los síntomas del paciente ayuda mucho al proceso de rehabilitación del paciente.

    EPI Clinica Redi

    EPI Clinica Redi

    ¿Qué es la EPI o EPM?

    Es una técnica en la cual mediante la aplicación de una corriente galvánica a través de una aguja de punción (similar a las de acupuntura) provocamos un efecto analgésico inicial y de inflamación local que avisa a nuestro organismo de que active los procesos de reparación del tejido dañado.

    ¿Debe la EPI o EPM con la ayuda del ecógrafo?

    Claramente SI. Debido al carácter invasivo de la técnica. El proceso debe estar controlado mediante ecografía pudiendo así ver la zona dañada y ser más precisos en el tratamiento. Otro punto importante del ecógrafo es la visualización de las estructuras evitando así puncionar zonas no deseadas como venas, arterias o nervios.

    ¿Cuándo está indicada?

    La aplicación de EPI o EPM tiene diversas aplicaciones a nivel musculoesquelético. Sin embargo, la más efectiva a día de hoy es el tratamiento de tendón o las mal llamadas “tendinitis” procesos de larga evolución que se han cronificado con el tiempo.

    Aquí os dejamos  varias patologías para las que la EPI o EPM sería efectiva:

    • Tendón de Aquiles
    • Tendón Rotuliano
    • Tendón isquiotibial
    • Tendones manguito rotador(hombro)
    • Tendón epicondíleo(codo)

    Pero tras varios años de desarrollo se está utilizando con éxito en otras estructuras musculoesqueléticas:

    • Fascia plantar (fascitis)
    • Roturas musculares agudas o crónicas
    • Pinzamiento de tobillo (impigment)
    • Periostitis
    • Bursitis
    • Retracciones capsulares de rodilla
    • Puntos gatillo miofasciales

    Y, asociado a otras técnicas como la neuromodulación percutánea, se puede tratar problemas de origen nervioso.

    ¿Es una técnica segura?

    Es una técnica segura aplicada localmente. Sin embargo, es importante que sea aplicada por un fisioterapeuta formado en la técnica y mediante la utilización del ecógrafo (ecoguiada).

    ¿Es la EPi o EPM dolorosa?

    Hay muchos mitos con respecto a esto. La técnica a evolucionado mucho y por la tanto cada vez provoca menos molestias, pero está claro que es algo molesta debido a que la zona que se trata esta dolorida.

    ¿Es la EPI o EPM efectiva?

    En la mayoría de los casos los resultados son muy buenos y el paciente puede volver a realizar ciertas actividades sin dolor o con una disminución importante del mismo. Especialmente con problemas de tendón y fascia.

    La EPI o EPM es una técnica que puede ayudar a mucha gente a volver a realizar actividades sin dolor, pero está claro que no es la panacea y cura todo. El paciente tiene que tener claro que hay que buscar el origen de la lesión y evitar que esta vuelva a producirse. Bien sea con cambios y/o gestión de las cargas de trabajo (entrenamientos, posturas laborales), para así adaptar los tejidos a las exigencias de la actividad que realice cada individuo. Es SUPER  importante que entendamos que  la persona  tiene  que realizar un trabajo posterior para que el tratamiento de EPI o EPM sea efectivo a largo plazo.

     

    En este Post, vamos a daros un ejemplo de tratamiento que se realizó en el mes de marzo a unos de nuestros pacientes, corredor de fondo el cual tenía dolor en el talón y planta del pie de 5 meses de evolución. Tras contrastar el diagnóstico clínico con la ecografía de la fascia plantar, observamos que existía una fasciosis (“fascitis plantar”). El dolor del paciente se extiende incluso en su vida diaria por lo que optamos por el tratamiento con EPI o EPM.

    Tras una gestión de cargas en la que modificamos la carga de entrenamiento con entrenamiento cruzado, realizamos 2 sesiones de EPI o EPM. En el periodo de un mes, el corredor esta entrenando de nuevo prácticamente sin dolor.

    Tras el tratamiento, valoramos la biomecánica de carrera del paciente y optamos por utilizar soportes plantares a medida (plantillas) para reforzar el tratamiento controlando el movimiento que mas tensión daba a la fascia. Por último, realizamos una readaptación de cargas para una vuelta progresiva al entrenamiento, introduciendo  como pieza imprescindible un trabajo de fuerza específico para el tejido lesionado así como un trabajo de fuerza general (a tener en cuenta el trabajo de estiramientos, foam roll así como un adecuado descanso.

    Clinica REdi - TRabajo de fuerza

    Trabajo de fuerza tras trataminento EPI

    Soportes plantares

    Soportes plantares

  • Punción seca

    Muchos de nuestros pacientes no conocían la punción seca. Muchos preguntan si es acupuntura, o se sorprenden al ir al fisio y que le pinchen (a nadie le gusta que le pinchen ;-D).                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    Vamos a intentar aclarar este tema y explicar que es la punción seca y como puede ayudar a mejorar y modular el dolor de origen musculoesquelético.                                                            Dejar claro que esta explicación busca que la gente que no es fisioterapeuta entienda bien el concepto. En caso que de que alguien quiera información más técnica no dudéis en contactarnos.

    ¿Qué es la punción seca?   Es una técnica de fisioterapia en la cual se introduce una aguja estéril similar a la de acupuntura (muy fina), con el objetivo de actuar sobre un punto gatillo miofascial (muscular) y “desactivarlo”. De esta manera, buscamos mejorar la función de ese músculo mediante una relajación refleja del mismo. La técnica puede ser molesta en el momento de la aplicación, pero soportable para la mayoría de los pacientes.

     ¿Qué es un punto gatillo (PGM)?   Esto es un tema amplio del cual existen varias teorías que buscan explicar que es exactamente siguiendo unas bases fisiológicas.  Nosotros nos vamos a centrar en una explicación sencilla, digamos que un PGM es una “contractura”, como la palabra dice, es algo que está contraído. Sabemos que los músculos se contraen y relajan. ¡Pues, imaginad que una de las fibras de ese músculo permanece contraída durante horas, días o incluso semanas! Lo lógico es que provoque dolor, limitación…

    ¿Cómo es el dolor de un Punto gatillo?  Pues esto es lo peculiar, el punto gatillo normalmente no duele en el punto donde está sino que nos da un dolor referido. Un dolor en una zona diferente a donde está el problema.

                Dolo referido Gúteo menor                                                                                   Dolor referido músculo infraespinoso

                    Dolor referido glúteo menor                                                                                                                                                  Dolor referido músculo infraespinoso

    En las imágenes anteriores podemos ver como dolores que parecen un cuadro de ciática pueden estar causados por un problema de origen muscular de la cadera (glúteo menor). O, como un dolor en el codo, muñeca y/o hombro puede venir de un músculo de la espalda .

    ¿Por qué se activan estos puntos?  Son muchas las causas. Entre ellas se encuentran, el sobreuso, traumatismo, posturas mantenidas, esfuerzos al que no se está habituado… Éstas serían las más habituales. Pero existen otras como el sedentarismo, problemas viscerales (un ataque al corazón puede dejar PGM del pectoral activados). Incluso el estrés puede generar la activación de estos puntos.

    Desde clínica Redi queremos dar a conocer está técnica relativamente joven en el mundo de la fisioterapia, que da muy buenos resultados a nivel de dolor musculoesquelético. Ésta nos ayuda poder aplicar a posteriori tratamientos más dinámicos y activos ayudándonos a modular el dolor del paciente permitiéndonos así mejorar la calidad de vida del mismo.

    Está claro que no es la panacea del dolor, ni sirve para todo. Lo importante, es buscar la causa y aplicar un tratamiento activo para evitar que no vuelva el dolor. Lo que ésta técnica nos ha demostrado es que tiene un efecto muy rápido y potente a nivel de dolor y limitación, lo que para nosotros hace que sea una técnica esencial en Clínica Redi a la hora de tratar a nuestros pacientes.

    Un saludo y cualquier duda, ya sabeís! 😊

    Alberto

  • Las plantillas: Una herramienta más en el tratamiento del paciente

    En los últimos años las plantillas se han popularizado como tratamiento de patologías de la extremidad inferior, incluso de problemas a nivel de columna vertebral. Los estudios más recientes muestran que a nivel biomecánico, las plantillas pueden tener incidencia positiva a la hora de tratar ciertas patologías que requieran de una contención, un apoyo o una acomodación de alguna estructura. Existen numerosas escuelas y muchos tipos de materiales para realizar plantillas. Por ahora tan solo se ha podido demostrar científicamente el efecto de las plantillas como componente que actúa a nivel de la biomecánica del pie, para ayudarnos a mejorar y/o complementar el tratamiento, pero ¿son tan efectivas y necesarias para todo el mundo?

    Tengo la suerte de haber estudiado fisioterapia y podología, lo cual creo, me ha dado una visión más global. En mi opinión la plantilla es un gran aliado en algunos casos. Por ejemplo, cuando hay algún problema acentuado a nivel estructural que debamos contener o acomodar y que sería muy difícil o imposible por parte del paciente corregir o adaptar tan solo con ejercicios. Sin embargo, hay otros casos en los cuales no sería necesario ya que con un trabajo del paciente y una adecuación de cargas la lesión mejoraría. Por lo tanto, la plantilla ayuda en algunos casos durante un periodo largo en otros casos corto y en otros no ayuda. Lo importante es no depender de un componente externo únicamente y trabajar a nivel corporal que es lo que el paciente realmente podrá controlar 100%.

    ¿Plantillas, sí o no?  Pues dependiendo del caso. En los casos en los que la función biomecánica es demasiado deficiente es una ayuda a considera como en el caso de niños con un pie muy plano o rodillas en excesivo valgo (en forma de X). En otros casos pueden ayudar a descargar zonas que por el tipo de actividad se sobrecargan. Una fascia plantar en un corredor o incluso una persona que pase muchas horas de pie.

    Hay casos en que no es necesario. Por ejemplo, una tendinopatía de Aquiles en la cual la biomecánica de la persona es correcta pero se ha sometido a ese tendón a demasiada carga (más tensión de la que puede aguantar). En este caso lo primero que realizaremos será un control de esas cargas con el objetivo de disminuir el causante de las cargas.

    Genu Valgum - Plantillas - Clinica Redi

     

     

     

     

     

     

    GENU VALGUM (rodillas en X)

    ¿Lo arreglan todo las plantillas? Por supuesto que no. La plantilla nos ayudara a mejorar la función en algunos casos, mejorar el dolor en otros (al disminuir la carga en la zona lesionada) y corregir en otros (niños). Sin embargo, es esencial realizar un trabajo físico específico para cada paciente.

    ¿Quién debe pautar las plantillas? El podólogo es el encargado de pautar la plantilla. Es el profesional sanitario que previo análisis biomecánico del paciente decidirá el tratamiento ortopodológico a seguir (si necesario).

    ¿Quién se puede beneficiar de las plantillas?  Pues como hemos dicho antes todo aquel que sufra molestias musculoesqueléticas a nivel de extremidad inferior y columna vertebral.  Por ejemplo, lumbalgías, problemas de rodilla, esguinces de repetición, problemas en la fascia plantar, problemas de tendón, dolor en la planta del pie anterior y/o posterior, entre otros.

    Cabe resaltar que no en todos los casos es necesario y que, en muchos, el tratamiento deberá ir acompañado de un trabajo activo por parte del paciente.

    Análisis boimecánico - Plantillas

     

     

     

    ** En este caso el exceso de pronación provocaba dolores lumbares.Se optó por plantillas que mejoraron el dolor del paciente.

    En definitiva, la plantilla puede ayudar a prevenir y tratar diversas patologías de la extremidad inferior y columna. Pero, no son mágicas ni lo arreglan todo. En los niños puede ser un aliado importante a la hora de corregir estructuras ya que están en proceso de formación. En los adultos, el efecto sería el de una mejor distribución de las cargas.

    En todo caso, es importante entender que la prescripción de las plantillas debe venir tras una exploración, tanto estática como dinámica, por parte del podólogo.

    Un saludo

  • Isquiotibiales ¿cómo y porqué se lesionan?

    Empiezan la temporada de carreras de montaña y uno de los problemas más recurrentes en los corredores de montaña son las molestias en los isquiotibiales. En Clínica Redi, hemos tenido en los últimos meses a unos cuantos deportistas con problemas de isquiotibiales. Por ello, hemos querido enseñaros algo más sobre esta parte del cuerpo.

    Uno de los mayores quebraderos de cabeza de muchos deportistas ya sean profesionales o aficionados son las lesiones en la zona posterior del muslo. Territorio de la famosa musculatura isquiotibial, así como paso del infame nervio ciático entre otras estructuras.

    Empecemos por un pequeño recordatorio anatómico de la musculatura que forman los “isquios”. En la parte más lateral tenemos al Biceps femoral que va desde la tuberosidad isquiática (cadera) hasta el peroné (por lo tanto no es un isquiotibial, ¿no? ;). Por la parte medial, tenemos dos menos conocidos, el semimembranoso y el semitendinoso. Éstos van a unirse al bíceps femoral en la tuberosidad isquiática formando el tendón conjunto isquiotibial.

    Clinica Redi - Isquitibiales

    Los problemas en isquiotibiales vienen derivados más frecuentemente durante la carrera a pie a altas velocidades. En el momento en el que existe una extensión de la rodilla y una flexión de la cadera. Momento en el cual la estructura esta en máximo estiramiento. Esto ocurre entre la fase final de la oscilación y el contacto inicial del pie. Frecuentemente, en deportistas que deban utilizar un movimiento a alta velocidad que requiera al isquiotibial en máxima elongación. Por ejemplo, sprinters, medio fondistas, futbolistas, saltadores o corredores de montaña, en bajadas especialmente. En el caso de los corredores de montaña, se suma a un trabajo de subida en el cual el “isquio” ayuda al glúteo a extender la cadera lo que hace que esa zona ya venga “cargadita” antes de la bajada.

    Las principales causas de estas molestias son las siguientes:

    1.- Tendinopatia del tendón conjunto isquiotibial: Se caracteriza por un dolor localizado bajo la nalga. Frecuente en deportes donde se requiera mucha velocidad, (sprinters, triplistas, medio fondistas). O en deportes donde debamos hacer una flexión de cadera y extensión de rodilla conjuntas. Por ejemplo, correr con mucha pendiente en subida (por la flexión de cadera en bajadas, la extensión de rodilla y la flexión de cadera (corredores de montaña)).

     2.- Problemas musculares: Pueden darse desde roturas fibrilares a sobrecargas. Este tipo de dolor se identificará más en la parte del músculo siendo las roturas fibrilares localizables a punta de dedo y los problemas de sobrecarga más difusos.

     3.- Atrapamiento y/o irritación nerviosa: Otra de los problemas en la zona isquiotibial es la irritación y/o atrapamiento del nervio ciático que justamente pasa por el medio de los isquiotibiales. Esto puede llegar a causar un atrapamiento (tejido fibrótico posterior a una rotura fibrilar) o una irritación debido a un trabajo muscular excesivo o deficiente (varias causas posibles. Entre ellas un movimiento biomecánicamente incorrecto).

    ¿Por qué ocurren normalmente estos problemas?  Comúnmente se ha creído que el problema era debido a unos “isquios” cortos y todos venga a estirar. Sin embargo, las últimas investigaciones nos llevan más a una falta de fuerza de la musculatura la cual hace que no soporte bien las cargas y velocidades a las que las sometemos produciendo así las temidas lesiones.

    ¿Cómo trabajan los isquiotibiales?  Los isquios son músculos biarticulares. Esto es; trabajan en dos articulaciones, sobre la rodilla y sobre la cadera. Son muy importantes en la marcha y la carrera puesto que se contraen excéntricamente durante la extensión de la rodilla en la fase de balanceo y con apoyo monopodal controlan la flexión del tronco (junto a otra musculatura). Son una musculatura que trabaja mucho en excéntrico.  Es decir, frenando movimientos. Esto es muy exigente. Frenar algo a altas velocidades requiere mucha fuerza y control por parte de esta musculatura.

    ¿Cómo se trabajan los isquios?  Se ha tendido a trabajarlos tan solo en movimiento concéntrico, que no está mal en cierto modo y es necesario. pero es incompleto, ya que se debería hacer un trabajo excéntrico del músculo para adaptarlo a las características del deporte o actividad que se realiza.

    Aquí, un ejemplo de ejercicio en el que el isquio trabaja en excéntrico (sobre todo en la parte proximal) .

    Durante la marcha, la carga en los tendones multiplica por 2 o 3 el peso corporal. Corriendo entre 7 u 8 veces (a veces más). Por lo tanto, a nivel muscular tendríamos que trabajar muy bien para contrarrestar esas fuerzas tan potentes.

    En definitiva, el trabajo específico de fuerza de la musculatura isquiotibial es clave para que el musculo responda bien durante estas altas cargas musculares. Es importante trabajar al menos una vez a la semana y enfocando una parte de este trabajo en movimientos que pongan las estructuras a trabajar en un stress similar al que requiere la actividad a realizar.

    Es importante monitorizar esas molestias y tratarlas si es necesario (punción, electrolisis percutánea…). Dependiendo del problema, en ocasiones hay que realizar correcciones biomecánicas (plantillas). Pero es más importante si cabe, hacer un seguimiento del trabajo y de las cargas del paciente para que este pueda volver a disfrutar de la actividad que realice sin problemas.

    En breve empezaremos a realizar pequeñas charlas y talleres gratuitos de prevención de lesiones, os mantendremos informados 🙂

     

  • Análisis biomecánico del corredor

    El análisis Biomecánico del corredor

    Hace unas semanas pudisteis ver en nuestras cuentas de Facebook, Twitter o Instagram, unos videos grabados a alta velocidad de los cracks, Jose Gomez de Arriba, Joxe Amunarriz y Mario Fernández. En estos videos podíamos ver como corrían en una cinta a “cámara lenta” y salían una serie de mediciones (ángulos y marcadores, entre otros). ¿Qué es esto? Pues un ANÁLISIS Biomecánico DE LA CARRERA, o al menos parte del mismo. Y es que se toman tomas en diferentes planos para valorar más adecuadamente la carrera y otros parámetros para valorar al corredor.

    Es bien conocido el análisis biomecánico del ciclista (bikefitting). Bien sea para valorar posibles causas de lesiones, prevenirlas o para aumentar el rendimiento. En caso de la carrera a pie no está tan extendido. Sin embargo, es muy importante saber cómo corremos para valorar lesiones, prevenirlas o incluso como hemos dicho antes con el ciclismo; mejorar el rendimiento.

    ¿En qué consiste el análisis biomecánico del corredor?

    Existen varias maneras de hacer un examen biomecánico. En clínica REDI Irún, optamos por realizar diferentes tomas video-gráficas a alta velocidad (lateral, frontal anterior, frontal posterior) para valorar los segmentos corporales que nos interesen valorar: Baropodometría (análisis de la pisada), parámetros espacio-temporales, así como una revisión tanto morfológica del paciente en estática. Dependiendo de los problemas del paciente valoraremos realizar otros tests (fuerza, potencia, estabilidad).

    ¿Para qué nos sirve?

    Dependiendo de la situación, si tenemos un paciente lesionado nos servirá para complementar el examen realizado por el fisioterapeuta o el podólogo y averiguar el porqué de la lesión. Así optaremos por el tratamiento más adecuado (ejercicios, plantillas, punción, Electrólisis). En el caso del deportista sin lesión nos ayudará a prevenir lesiones pautando al paciente un trabajo para mejorar sus deficiencias. Más enfocado al rendimiento nos dará información de cómo mejorar le economía mecánica del paciente para así poder aumentar el rendimiento. En este último habría que valorar junto al entrenador los posibles cambios a implementar. Es muy importante que se hagan progresivamente.

    El estudio biomecánico de la carrera es una gran herramienta para llevarnos al porqué del problema. Es evidente que la mejor manera de poder valorar un deporte es viéndolo in situ. Sabiendo los parámetros de normalidad y asociándolos a los problemas del paciente nos dará una valiosa información para tratar la lesión y que ésta no vuelva a recurrir.

    Durante mucho tiempo los profesionales de la salud hemos tendido a ver al paciente estáticamente. Actualmente con la tecnología a la que podemos acceder se puede valorar el gesto deportivo dinámicamente lo cual nos da muchas más opciones de averiguar la  causa del problema.

    Si tenemos la causa podremos actuar contra ella si solo tratamos síntomas, el problema probablemente volverá.

    ¿Esto solo sirve para el corredor?

    No, cualquier deporte que involucre carrera a pie podría beneficiarse de un estudio de la carrera ya que podremos valorar desequilibrios durante ese periodo del juego.

    Por ejemplo, un jugador de futbol con problemas recurrentes en los aductores, al cual valoramos biomecánicamente corriendo mostrando un exceso de pronación de la subastragalina (articulación por debajo del tobillo) puede ser el hecho que esta causando sus problemas.

    Un jugador de balonmano con problemas en el rotuliano debido a una torsión femoral excesiva o una flexión de rodilla excesiva. En este caso lo combinaríamos con un estudio de saltos para ver asimetrías, pero bueno eso lo veremos en otro blog…

    Si la lesión se produce en movimiento y carga, el diagnóstico y el tratamiento tienen que involucrar al movimiento y carga

    ¡¡Un saludo a todos y como ya sabéis, si queréis más información, no dudéis en contactarnos!!

  • El análisis de la pisada (marcha) en niños

    La salud de los más pequeños es una prioridad para nosotros, en Clínica REDI Irún, y más aún si cabe desde Septiembre que fuimos padres nosotros también! :-).

    Los pies son la base de nuestro cuerpo y un buen/mal apoyo pueden provocar el buen/mal funcionamiento de todo nuestro cuerpo. Por ello, hoy queremos ver la importancia de realizar un análisis de la pisada (marcha) y de hacerlo desde que son pequeños para prevenir y evitar futuras lesiones.

    En clínica Redi lo hacemos desde el punto de vista de la Fisioterapia y la Podología

    ¿En qué consiste el estudio de la pisada o la marcha?

    El estudio biomecánico de la marcha o pisada consiste en el análisis del pie así como su relación con la rodilla, la cadera y columna en posición estática y dinámica, mediante baropodometría (presiones plantares), parámetros espacio-temporales y videografía de alta definición.

    ¿A partir de qué edad se debe realizar un estudio de la pisada?

    Desde el nacimiento los niños variaran la morfología de sus pies adaptándolas a las requerimientos de la diferentes etapas del crecimiento (gateo, primeros pasos, etc…). Sin embargo, cuando llevan unos años caminando, si nada altera su desarrollo natural, sus piernas se irán separando y cogiendo la estructura correcta, y variará dependiendo de la actividad, calzado, sexo, etc.

    Por lo tanto, hasta los 5-6años de edad no es necesario hacer un análisis de la pisada ya que el niño no ha acabado de definir su marcha. En clínica Redi, recomendamos realizar dicho estudio a partir de los 5-6 años, sobre todo si el niño/a se cansa con facilidad, se cae con frecuencia, incluso si vemos que sus pies son demasiado planos o demasiado cavos (mucho arco), o sus rodilla están hacia adentro (genu valgo) o hacia afuera (genu varo).

    ¿Por qué es recomendable realizar un estudio de la pisada cuanto antes?

    Es importante hacer un estudio de la pisada y la marcha cuanto antes ya que la estructura muscuoesqueléticas de los niños es más flexible y por lo tanto cualquier problema que requiera una corrección tendrá mayor posibilidad de éxito cuanto antes se trate. Es importante corregir la alineación de sus extremidades inferiores cuanto antes, evitando así la aparición de diversas patologías.

    ¿Qué nos aporta el estudio de la pisada en niños?

    Un estudio de la marcha correctamente realizado nos permitirá detectar alteraciones estructurales del aparato locomotor y por lo tanto evitar futuras lesiones.

    OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    ¿Cuáles son los posibles tratamientos?

    El podólogo/fisioterapeuta valorará el tratamiento dependiendo de la lesión o alteración. Puede ser mediante la realización de una serie de ejercicios terapéuticos o de potenciación, plantillas, estiramientos u otros.

    Antes de acabar, resaltar que el estudio de la pisada y la marcha no solo se dirige a niños sino también a adultos. En un futuro blog veremos los beneficios que esto puede aportar a adultos y/o deportistas.

    Finalmente, Gearge William Curtis decía “La felicidad radica, ante todo, en la salud”. Cuidemos la salud de nuestros hijos, es de las cosas más importante que les podemos ofrecer!!

    Como siempre, Si quiere saber más acerca del estudio de la pisada en niños, no dude en contactarnos, estaremos encantados de poder ofrecerle más información.

  • La ecografía en Fisioterapia y Podologia

    En clínica Redi Irún, contamos con tecnología de vanguardia para ofrecer las mejores soluciones a cada problema. Entre las diferentes herramientas que disponemos está la ecografía. Son muchos los que os habéis extrañado al comentar que disponemos de Ecógrafo y es que es cada vez más común el uso del mismo tanto en Fisioterapia como en podología.

    Por ello, el post de hoy; La Ecografía en Fisioterapia y Podología. 

    Hasta no hace mucho, se asociaba al Fisioterapeuta con el masaje y al Podólogo con el callista. Sin embargo, han cambiado mucho los procedimientos tanto de tratamiento como de diagnóstico. La ecografía equivale a una técnica complementaria como apoyo al diagnóstico fisioterapéutico y podológico. Es utilizada por profesionales específicamente formados, y permite visualizar la lesión y la progresión durante el tratamiento. Así mismo, ayuda a planificar las sesiones y a modificar parámetros o técnicas en relación a lo que se observe en la prueba de imagen.

    La ecografía es una herramienta muy útil para observar los cambios en los tejidos que provoca una lesión y ver como se modifica la zona afectada. Refuerza en la valoración de partes blandas (tendón, músculo, bursa, ligamento, tejido celular subcutáneo, visceras, nervios periféricos, vasos sanguíneos…) y cortical ósea. Además, pueden valorarse los tejidos a tiempo real, lo que nos permite realizar inspecciones dinámicas. 

    En clínica Redi, lo utilizamos como herramienta de apoyo para procedimientos invasivos, logrando mayor efectividad y seguridad durante las intervenciones (Electrolisis Percutánea Intratisular (EPI), punción seca, etc.) para el Fisioterapeuta y técnicas de infiltración ecoguiada para el podólogo. También se puede utilizar como herramienta de biofeedback para distintos ejercicios de musculatura estabilizadora profunda (multífidos lumbares, transverso abdominal, entre otros).

    La ecografía es una técnica totalmente inofensiva al emplear ondas sonoras. De hecho, como sabréis, se utiliza en embarazadas para observar al bebé.

    En Clinica Redi buscamos estar siempre en constante aprendizaje tanto en formación como en medios técnicos para poder ofrecer a nuestros pacientes las mejores soluciones a sus lesiones bien sea en Fisioterapia como en Podología. Por ello disponemos de Ecografía para nuestros servicios de Fisioterapia y Podología.

    A modo de conclusión, decir que el ecógrafo ayuda al fisioterapeuta y podólogo a “ver por dentro la lesión” y por lo tanto poder ofrecer un tratamiento aún más ajustado a la lesión del paciente.

    Si quiere saber más acerca de todo lo que nos permite hacer la ecografía, no dude en contactarnos, estaremos encantados de poder ofrecerle más información.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar